EL MONSTRUO DEL FEMINISMO

Escena II

Romeo y Julieta

Julieta.-

¿Por qué no tomas otro nombre?

La rosa no dejaría de ser rosa,

ni de esparcir su aroma

aunque se llamase de otro modo.

Shakespeare

 

manifestacion-estudiantes-huelga-8m-madrid-15-08032019-2En PCG iniciamos un ciclo de conferencias sobre el feminismo, como corriente de pensamiento y sus implicaciones y complicaciones en la sociedad.

Con las opiniones y criterios de nuestros asistentes, sobre los ítems tratados y, reconociendo su autoría, elaboraremos un ensayo sobre las perspectivas del tema en el sistema jurídico.

Summary

Orígenes del feminismo; la falacia etimológica que pudiera contener; género, paridad, equidad, igualdad, en su contenido idiomático y gramático; género como sexo, especie o significación social; desarrollo de la teoría Queer; ¿y si el “Tercer Género reclama Paridad?; ¿la perspectiva de género de bipartita a tripartita?; la sobrerrepresentatividad histórica del hombre en sociedad y su cuestionamiento; la testosterona como factor de división; lenguaje inclusivo o lengua inclusiva.

Sin lugar a dudas un apasionante recorrido por la historia de la construcción del mundo, donde la realidad y la fantasía van de la mano.

¿y el derecho? Va con ellas.

Hace 200 años Mary Shelley escribió “Frankenstein o el moderno Prometeo”, considerada como la primera obra de ciencia-ficción de la historia.

Una ficción basada en aspectos reales si se considera que para aquel tiempo Erasmus Darwin iniciaba experimentos de galvanización; estimulación eléctrica sobre materia muerta para activarla.

Procedimiento que utiliza Viktor Frankenstein para darle vida a su creación: el ente que sin nombre, invisibilizado, fue conocido con el nombre del científico.

Mary Shelley era hija de Mary Wollstonecraft; autora de “Vindicación de los Derechos de la Mujer”; una de las primeras obras de la literatura y filosofía feminista,-aunque en la época aún no se usaba el término- y citada como el libro más original del siglo.

Lo escribió como respuesta al informe que elaboró Talleyrand para la Asamblea Nacional de Francia donde sostenía, como pensaban políticos y educadores de la época, que las mujeres no debían tener acceso a la educación; en todo caso, solo a la educación relacionada a las actividades domésticas.

Eran los tiempos turbulentos de finales de la Revolución Francesa, de los Derechos del Hombre y el ciudadano, donde no tuvieron cabida los Derechos de la Mujer que propuso Olympe de Gouges.

Se sabe que Mari Shelley veneraba a su madre Mary Wollstonecraft; vivió influenciada por su forma de pensar y siempre admiró su lucha en defensa de los derechos de la mujer.

¿Qué le sucede al hombre cuando trata de tener un bebé sin una mujer?

Eso se lee en Frankenstein.

Así nace Frankenstein. Como un producto de la ciencia en contra de la naturaleza.

Cabe preguntarse: ¿es en los tiempos actuales, este procedimiento ajeno a los avances de la ciencia y la tecnología actual?

Es en este contexto que el Derecho tiene que responder a su exigencia de adaptarse a la dinámica que la sociedad impone.

Frankenstein, no como monstruo, sino como referente en tiempo está ligado a los orígenes del feminismo.

“Los MASC como un mecanismo de justicia alternativa y no como una justicia alternativa”

Por Eduardo Poblete

“Los Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias;

una alternativa en la impartición de justicia, no una justicia alternativa”.

-Eduardo Poblete-

El concepto de jurisdicción en su connotación de categoría jurídica es la potestad derivada de la soberanía del estado con que se faculta a los tribunales de justicia integrada por jueces autónomos e independientes para que ejerzan y apliquen en forma exclusiva el derecho sobre casos concretos y con carácter impositivo, en sus resoluciones.

En su evolución y búsqueda para responder mejor a su función de integración social, el derecho se ha venido aplicando, dentro de su característica heterocompositiva y en su variante autompositiva implícita en los casos de la renuncia de la acción procesal, el allanarse a una demanda y la transacción.

El estado alentó el sistema de autocomposición con las reformas constitucionales del 2008 institucionalizando Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias y, a pesar de su importancia, no ha permeado en la sociedad.

¿Por qué?

La resistencia al cambio, el desconocimiento de los medios alternativos y de su valor de solución legal, y una cultura jurídica caracterizada, respecto a las controversias, en entidad prohibitiva y punitiva vía sentencia sancionadora como la mejor manera de resolver un conflicto.

De ninguna manera estos factores le desmerecen a los tribunales, jueces y al propio proceso judicial,- el sistema jurisdiccional tutelado para decirlo en un concepto genérico- constituir un baluarte en la humanidad.

Todo lo contrario, lo que debemos considerar es que si del mismo corpus iuris emerge el sistema jurisdiccional no tutelado,- porque así es-, ello solo confirma que el derecho en su naturaleza diacrónica, evolutiva, se sincroniza a las exigencias de un nuevo tiempo.

Por la tanto, si es la propia soberanía del estado que en ejercicio de su potestad convierte su exclusividad jurisdiccional en extensiva a la capacidad y voluntad de las partes para dirimir sus diferencias basadas en la conveniencia de su decisión más que en los resultados de una imposición, bienvenido el cambio.

Definitivamente el aparato jurisdiccional no se desvirtúa; más bien se fortalece; cambia para adecuarse a nuevas circunstancias; se reconvierte, sin perder su esencia, para mejorar.

De aquí que los MASC se explican a sí mismos como “un mecanismo de justicia alternativa y no como una  “justicia alternativa”, so pena de interpretarse como “otra justicia”, con lo cual se desvía el sentido de su creación.

Nos corresponde a los operadores jurídicos; abogados y jueces, y naturalmente a los justiciables, ahora y aquí como participio activo justiciantes:

Asumir la impartición de justicia en términos de encontrar opciones antes de buscar sanciones;

Procurar acceder a las soluciones con dispositivos procedimentales que eviten confrontaciones;

y promover la resolución de las diferencias, entre las partes, en base a la decisión que acuerden o convengan.

-El derecho como es, es un proceso de nuestro pensamiento; para adaptarlo y adecuarlo a los cambios, depende de cambiar nuestro pensamiento.-

El 2 de octubre, aún refulgen en la memoria del pueblo: no se olvida.

“Que grave daño están haciendo los modernos filósofos de la destrucción que están en contra de todo y a favor de nada”, en tono admonitorio dijo el Presidente Gustavo Díaz Ordaz, en su IV informe de gobierno en septiembre de 1968.

La frase contiene un punto clave del razonamiento muy personal que Díaz Ordaz tenía de la agitación estudiantil: se refería a Herbert Marcuse, el filósofo del momento cuyo pensamiento influía poderosamente en la juventud del mundo.

El filósofo de la destrucción le llamaban a Marcuse. Un calificativo identificado con su proclama socio-política de destruir los valores impuestos a la sociedad por estructuras gubernamentales que asfixiaban la libertad de ser y de pensar; proponía desaparecer los mecanismos de control utilizados por la técnica y la propaganda para poder instaurar una sociedad coherente con el desarrollo humano. Era en esencia su filosofía planteada en “El hombre unidimensional”, libro de obligada lectura en la época.

En México se sabía, y bastante bien, de Marcuse. En una entrevista en París, poco antes de la revuelta estudiantil del mayo francés, había declarado: “como buen ciudadano, jamás he predicado la violencia,… pero la violencia de los estudiantes no es sino una respuesta a la violencia institucionalizada de las fuerzas del orden. Me identifico con las motivaciones profundas de una lucha estudiantil…que ataca…a todo un orden social, donde la prosperidad y la cohesión tiene por fundamento la incentivación de la explotación, la competencia brutal y una moral hipócrita.

El presidente Díaz Ordaz, tenía claro el contexto político, nacional e internacional, en que se desenvolvía su mandato. El Desarrollo estabilizador denominado el Milagro Mexicano, diseñado por Antonio Ortiz Mena, llegaba a su fin; los tiempos del crecimiento económico para algunos países, México entre otros, que aprovecharon la llamada Edad de Oro del Capitalismo, como la llamó Angus Maddison, dejaba avizorar su término; la Guerra Fría en el mundo bipolarizado Rusia Estados Unidos, se recrudecía; en América latina soplaban los vientos de la Teología de la Liberación; la publicación de Los hijos de Sànchez, que  había obligado al presidente cesar al director del Fondo de Cultura Económica lo dejaba mal calificado con sectores de la intelectualidad; Méndez Arceo, el Obispo Rojo ganaba en notabilidad; estudiantil; los temas de discusión eran Marx, Mao, Castro, el Che Guevara, Ho Chi Min; Revueltas, Rulfo que seguía traduciéndose a mas idiomas, Fuentes y su ensayo: París y la Revolución de mayo; las lecturas de Escucha Yankee, Las Raices del Obrerismo, Los Condenados de la Tierra, no faltaban; las referencias al asalto al  Cuartel Moncada, Línea Proletaria, Movimiento de Liberación Nacional, Unión Nacional de Estudiantes Revolucionarios, eran recurrentes; el Mayo Francés, Jean Paul Sartre, Daniel Cohn-Bendit, la Primavera de Praga;  el reportaje publicado por el prestigiado semanario alemán Der Spiegel que llevó las relaciones diplomáticas con México a un punto de gran tensión; y más, mucho más, que fue reputado como una conjura internacional, como lo concibió el presidente y así lo dijo.

Gustavo Díaz Ordaz: un hombre del sistema. El cuarto informe del presidente Díaz Ordaz, tiene una lectura clara de la postura ideológica de un hombre forjado en el orden y la disciplina institucional y formado en los criterios de un sistema cuyos poderes constituidos, con preeminencia del poder ejecutivo, no admite cuestionamientos. Dialécticamente habría que entenderlo, mutatis mutandi, como: La libertad es resultado de un procedimiento de concesión legal; un derecho otorgado; no resultado de un proceso razonado que deviene en un derecho reconocido al concepto y ejercicio de la  libertad.

Así queda de manifiesto cuando dice: habíamos estado provincianamente orgullosos y candorosamente satisfechos de que en un mundo de disturbios juveniles, México fuera un islote intocado. Pero no. Mis previas advertencias y expresiones de preocupación habían caído en el vacío.

A la luz de los hechos que el país vivía, previo al 2 de octubre, las palabras del presidente encerraban,  mas bien, un estado de ánimo que se debatía entre lo que en su investidura de  mandatario consideraba como  su deber de actuar con la  proverbial energía que le había llevado al cargo y como persona vivía el dilema de sentir que su mando podía ser rebasado. Había llegado a la cima del poder político precedido de una fama de hombre enérgico, respetado y temido; y no era ahora que un grupo de jóvenes irreverentes y desorientados por filosofías ajenas al nacionalismo revolucionario en que debían creer como el lo profesaba, iban a desestabilizar al país donde el mando del presidente no se discute ni mucho menos se disputa.

El Estado es poder y el poder lo da el orden para la estabilidad del Estado.

Una premisa profundamente arraigada en las convicciones de la clase política que ponían en entredicho los jóvenes

En el 68 México vivía inserto en la vorágine de cambios que sacudía al mundo. Las luces de bengala que alumbraron el cielo de la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, el 2 de octubre, aun refulgen en la memoria del pueblo: no se olvida.

Un enfoque dialógico en el sistema de justicia alternativa.

Por Eduardo Poblete

23 de septiembre del 2019

Mes de la patria

Poblete Consulting Group Abogados: un enfoque dialógico en el sistema de justicia alternativa.

Ves cosas y dices: ¿Por qué?;

Pero yo sueño cosas que nunca fueron

y digo:

¿Por qué no?

-George Bernard Shaw-

En la práctica de los mecanismos alternativos de solución de controversias y en la educación de nuestros prospectos capacitables para el ejercicio profesional de los MASC, nos basamos en la aplicación del modelo que hemos desarrollado: la enseñanza dialógica.

-De larga data en la historia de la humanidad; de necesario conocimiento en la actualidad-

El aprendizaje dialógico implica un conocimiento del diálogo igualitario. Cuando previo al desarrollo de la solución de un conflicto por Negociación, Mediación, Conciliación, o Arbitraje, se generan las condiciones emocionales y actitudinales para entender la idoneidad y razonabilidad que deberán contener las  aspiraciones de las partes, se logra considerablemente que se mejore la calidad en sus argumentaciones puesto que se sustentarán en pretensiones de validez y no de poder.

Cuando se aprende, en cada negociación, que las motivaciones subjetivas pueden encerrar posiciones morales iguales y objetivamente solo son distintas en la apreciación de los saberes y deberes, se resuelve con avenencia, entre las partes, la conveniencia.

Eso aplicamos y eso enseñamos.

Certificados por muy diversos organismos de solución de controversias, nacionales e internacionales, como lo son la Corte Internacional de Arbitraje de París de la Cámara Internacional de Comercio, la Corte Europea de Arbitraje de la Franquicia, la Corte Internacional de Arbitraje y Conciliación Especializada en Propiedad Intelectual; el Centro de Arbitraje y Mediación Comercial para las Américas; el Centro de Resolución Alternativa de Controversias de la Cámara de Comercio y Producción de Santiago, República Dominicana; el Centro de Conciliación y Arbitraje de la Cámara de Comercio de Costa Rica; el Centro de Mediación y Arbitraje de la Cámara Nacional de Comercio de México; el Centro de Arbitraje de México; el Instituto Nacional del Derecho de Autor (INDAUTOR México), el Centro Mexicano de Mediación, Arbitraje y Solución de Controversias, y el Centro Estatal de Justicia Alternativa de Veracruz, entre otros, avanzamos, con pensamiento disruptivo, estratégico e integral, con nuestro enfoque dialógico en el sistema denominado, de justicia alternativa, contribuyendo con la concordia social para una mejor cultura de la paz.

El Neoconstitucionalismo en México; Principio de proporcionalidad en nuestra Constitución

Por Eduardo Poblete

En la evolución del derecho en el mundo, occidental principalmente, hemos pasado del estado de derecho legal, de raíz iuspositivista donde el juez es “la boca de la ley”, al estado de derecho constitucional, que se caracteriza por el control que puede ejercer el Poder Judicial en sus decisiones sobre leyes y normas del legislativo e incluso del ejecutivo y en los últimos años al Neoconstitucionalismo, con sus subprincipios de idoneidad, necesidad y proporcionalidad.

Alemania fue el primer país en incorporar a su Ley Fundamental de 1949 el método de la proporcionalidad para resolver la colisión que puede darse entre principios contrapuestos, para lo que diseña el denominado Tribunal Constitucional que ha influido en el mundo, incluido México.

El propio Tribunal Europeo de Derechos Humanos, tomó de Alemania el principio de proporcionalidad.

En nuestro país es hasta la primera década del año 2000 cuando el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por jurisprudencia establece con carácter vinculante para todos los Tribunales mexicanos la obligación de observar el principio de proporcionalidad.

¿Sería poco pensar la cuestión sobre la discusión de que no siempre la ley es el derecho que se invoca para hacer justicia?

Ante el surgimiento de esta y otras dudas que se han presentado en nuestros Conversatorios sobre el estado de derecho constitucional que hemos llevado a cabo, en breve iniciaremos nuestra jornada: el Neoconstitucionalismo en México.

Palacio de la Paz; la Corte Internacional de Justicia a más de 100 años.

Sede de la Corte Internacional de Justicia, el Palacio de la Paz, edificio situado en La Haya, Países Bajos, este mes y año cumple 106 años.

Alberga también la Corte Permanente de Arbitraje, la Academia de Derecho Internacional y la Biblioteca del Palacio de la Paz.

Se construyó con fondos de Andrew Carnegie,-1835-1919- estadounidense originario de Escocia, industrial, empresario y filántropo, uno de los grandes magnates del mundo, gigante de la industria, poseedor de una de las mayores fortunas de la historia, después de John D. Rockefeller, según Forbes.

Carnegie dedicó su fortuna a construir bibliotecas, escuelas e invirtió en educación, investigaciones científicas y la paz mundial. Apasionado de la obra de William Shakespeare, fue amigo del filósofo Herbert Spencer quien juzgaba, desde su punto de vista positivista y promotor del darwinismo social, que la filantropía de Andrew Carnegie era una insensatez.

En lo personal Carnegie siempre se pensó, para decirlo en sus propias palabras: “recibiendo clases y leyendo concienzudamente”

El Carnegie Hall, sala de conciertos tanto para músicos clásicos como populares, en Manhattan Nueva York, inaugurada con un concierto de Tchaikovsky en 1891; del que sobre una de sus salas, por su acústica, comentó el célebre Isaac Stern: “(..)…la sala por si sola es un instrumento; toma lo que tu haces y lo convierte en algo inmortal”; inscrito como un hito histórico Nacional en el registro nacional de lugares históricos de los Estados Unidos; fue también financiado por el mismo magnate; y junto con el Templo de la Paz, como le llamó en su momento el propio Andrew Carnegie, cuando cobijó a la Corte Permanente de Justicia Internacional, ahora Corte Internacional de Justicia, el hoy Palacio de la Paz festeja, junto a su hermano mayor por una docena de años, el Carnegie Hall, sus 100 ilustres años.